Aceite de Rosa Mosqueta organico 30ml

ORGANICO

Nuevo

Contenido Neto 30ml

Más detalles

$ 309.00

Añadir a la lista de deseos

Aceite de Rosa Mosqueta 100% Puro orgánico prensado en frío No refinado, No deodorizado

De importación .Pais de Origen Chile, Envasado en US.A.

 Es un regenerador natural, antioxidante, hidratante, nutritivo, reafirmante, reparador y repigmentante, entre otras propiedades. Se utiliza  para cicatrizar heridas, borrar estrías, atenuar arrugas, eliminar manchas cutáneas, recomponer la tersura de la piel en caso de quemaduras.

Aceite de rosa mosqueta se extrae de las semillas de color rojo intenso, del rosal silvestre, arbusto que crece en los valles fríos,  lluviosos y exuberantes montañas de los Andes del sur, en Chile.

Este rosal silvestre es conocido por el pueblo de Chile como "Rosa Mosqueta" y por los científicos como Rosa rubiginosa affinis. Tiene propiedades curativas y cosméticas que fueron  un secreto bien guardado de los pueblos originarios de Chile durante siglos. Ahora han sido validadas por la investigación científica en todo el mundo. De sus semillas se obtiene un aceite amarillento que es considerado como uno de los regeneradores y rejuvenecedores dérmicos más poderosos que existen y que además, no produce efecto secundario indeseable alguno, se ha comprobado que este aceite ayuda a prevenir el cáncer cutáneo provocado por la sobreexposición al sol, que contribuye a una más rápida reparación de pieles quemadas o expuestas a radiación, atenúa o incluso borra cicatrices hipertróficas, previene y combate las antiestéticas estrías y regenera más rápidamente los tejidos tras una cirugía además de retardar la aparición de los signos de envejecimiento cutáneos, entre otras propiedades.

  Estimula la producción de colágeno y elastina: Pero sus efectos no se quedan sólo en la epidermis sino que trascienden a capas más profundas de la piel donde revigoriza los fibroblastos, células dérmicas que producen colágeno y elastina responsables de la firmeza y elasticidad de la piel y del tejido conjuntivo, y muy implicadas -como veremos- en la aparición de estrías.

Atenúa las cicatrices de cualquier etiología: Aunque sean antiguas, hipertróficas, queloides, producidas por acné o varicela, resultantes de un trasplante de piel, de una operación quirúrgica o de un accidente. Todas mejoran notablemente su aspecto y la piel se alisa además de recuperar su suavidad y tersura. Así al menos quedó demostrado ya a raíz de aquel primer estudio realizado en la Universidad Chilena.

 Combate el envejecimiento: Al nutrir e hidratar las células el aceite de rosa mosqueta -usado a diario- ayuda a eliminar las arrugas no profundas, a retardar la aparición de otras y a atenuar las líneas de expresión. Asimismo previene los signos de fotoenvejecimiento mediante la autogeneración de melanina. La piel recupera su frescura y lozanía y de ella se borran las antiestéticas bolsas y ojeras que envejecen el aspecto de las personas que las sufren.

    Redistribuye la pigmentación de la piel: Por su capacidad de generar melanina el aceite de rosa mosqueta ayuda a corregir los problemas cutáneos debidos a una sobreexposición al sol, entre ellos las manchas solares. Además uniformiza el tono de la piel de todo el cuerpo y elimina hiperpigmentaciones como melasmas, cloasmas y léntigos.

    Previene el cáncer cutáneo: Y lo hace a través de varios mecanismos. Por ejemplo, activando la autogeneración de melanina o minimizando los efectos negativos de la radiación ultravioleta gracias a su reconocida capacidad antioxidante y neutralizadora de radicales libres, entre otros beneficios.

USOS DE ROSA MOSQUETA

Es importante resaltar que el Aceite de Rosa Mosqueta se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo. Se recomienda utilizarla después de un baño de agua tibia y antes de acostarnos, en una piel limpia de impurezas o residuos de maquillaje. Unas pocas gotas de este producto aplicándolo de forma constante durante 60 días serán el inicio para empezar a ver los resultados.

Debemos de aplicarla dos veces al día (mañana y noche). Sólo tenemos que Aplicar 2-3 gotas sobre los dedos y masajear suavemente sobre las zonas afectadas. 

Paso 1:
Antes de iniciar una aplicación se debe tener siempre la piel muy limpia de impurezas. .

Paso 2: Mantener la piel hidratada para que los poros se abran; esto contribuye a que los nutrientes del aceite de rosa mosqueta absorban y actúen más rápido.

Paso 3: Deposite algunas gotas en la yema de sus dedos y proceda a realizar leves masajes en sentido circular sobre la zona a tratar.

Consejo: Si se acaba de depilar con cera o cuchilla el área de las piernas, se recomienda el uso de cremas, lociones o geles After shave y después hacer delicados masajes con algunas gotas de aceite de rosa mosqueta, esto calmará la irritación y aumentará el proceso de la regeneración de la dermis.

" Este Producto no es un Médicamento "

 

 

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

30 Otros productos de la misma categoría