Kéfir

El kéfir es una bebida de leche fermentada ácida originada en la región del Cáucaso, hace miles de años. Se produce a partir de los granos de kéfir, que es un agrupamiento de microorganismos activos (bacterias y levaduras) envueltos en una matriz gelatinosa blanca que tiene un aspecto parecido a la coliflor. El kéfir tiene una

consistencia cremosa uniforme, es ligeramente carbonatado y presenta una pequeña cantidad de alcohol, producido por las levaduras.

El kéfir constituye un ejemplo de mezcla probiótica de bacterias y levaduras. Hoy en día, el auténtico kéfir tradicional se puede preparar en el hogar cultivando leche pasteurizada con fermento de kéfir. Las principales especies de bacterias que se encuentran en el kéfir pertenecen a los géneros Lactococcus, Lactobacillus, Leuconostoc y Acetobacter, y las levaduras son principalmente Kluyveromyces marxianus y Saccharomyces cerevisiae.

En el kéfir, se encuentra una amplia variedad de especies de microorganismos beneficiosos. Es por ello que es tan saludable. Dado que el kéfir es un alimento equilibrado y nutritivo, contribuye a la salud del sistema inmunitario y se utiliza para ayudar a las personas que padecen diversos trastornos.

El kéfir se digiere fácilmente y aporta levaduras y bacterias beneficiosas, numerosos ingredientes o nutrientes bioactivos, vitaminas y minerales como también proteínas completa y parcialmente digeridas que le confieren al kéfir grandes beneficios para la salud. El kéfir proporciona diversos beneficios para la salud; posee efectos prodigestivos, antitumorales, antiinflamatorios y antineoplásicos (inhibe o evita el desarrollo de órganos o tejido biológico anormal). Se ha demostrado que controla varios tipos de cánceres celulares.

El uso regular de kéfir puede ayudar a aliviar los trastornos intestinales, promover la evacuación intestinal, reducir las flatulencias y crear un sistema digestivo más sano. Su excelente valor nutritivo favorece la curación y el mantenimiento de la salud de personas con todo tipo de trastornos.

Los diversos microorganismos que se encuentran en el kéfir colaboran, en su conjunto, en la elaboración de una leche fermentada fresca, deliciosa, activa y sabrosa en donde cada especie aporta una característica o un sabor específico, lo que contribuye a su singularidad.

Mayor informacion http://www.yogourmet.com/spanish/index

En la misma categoría

16 otros productos en la misma categoría:
Producto añadido a la lista de comparación